Español

¿Qué son las meliponas?

Son abejas sin aguijón que habitan en las zonas tropicales del mundo. En la Península de Yucatán hay 17 especies. Nosotros hemos trabajado con dos especies: la xunáan kaab y la kant sac.

NUESTRAS ABEJAS

La melipona (Melipona beecheii) es una abeja que mide un poco más de un centímetro, sin aguijón, con torso redondeado y un color amarillo-dorado. Se le conoce en como xunáan kaab, que significa dama de la miel en lengua Maya yucateca.  De manera natural vive en los troncos de los árboles huecos. Sin embargo, has sido domesticada por los mayas desde tiempos ancestrales. Para criarlas, los mayas han usado troncos ahuecados llamados jobones. En las últimas décadas se han usado también cajas de madera. Aunque la melipona no es particularmente agresiva, si se siente atacada puede hacerte sentir la fuerza de sus mandíbulas. La miel de melipona es ligera y aromática.

La abeja Scaptotrigona pectoralis, conocida en lengua maya yucateca como kant sak, mide alrededor de un centímetro. Es de color rojizo marrón. De manera natural habita en troncos de árboles. Sus nidos tienen una entrada tubular con varias abejas guardianas pero en las últimas décadas también se le cría para la producción de miel en “cajas tecnificadas” de madera. Su miel es densa y suele ser oscura. Esta abeja es agresiva, y aunque no tiene aguijón, ataca en grupo si se siente amenazada, mordiendo con sus mandíbulas, pegándose al cabello y metiéndose en las fosas nasales y oídos.

Las abejas meliponas producen una miel muy especial, que es deliciosa y además tiene propiedades medicinales. También transforman el polen de las flores en pan de abeja, que es una fuente de proteína vegetal y vitaminas.

POR QUÉ SON IMPORTANTES ESTAS ABEJAS

Las abejas nativas tienen una estrecha relación con la vegetación de la región. Ciertas especies de plantas dependen de estas abejas para ser polinizadas y sin ellas pueden desaparecer. Por ello son muy importantes para la conservación del ambiente.

Pero también ellas polinizan nuestros alimentos y, por ende, las plantas que necesitamos para vivir. En los últimos años las abejas de todas las especies y en la mayor parte del mundo, están desapareciendo. De la misma manera existe un creciente interés en su conservación por parte de instituciones y productores, pero no ha sido suficiente para frenar las amenazas que diezman a estos insectos.

La principal amenaza para las abejas somos las personas:  la deforestación, la urbanización, la caza furtiva de miel, el uso de agroquímicos, la introducción de nuevas especies. Además, el incremento de la temperatura que se ha dado en las últimas décadas ha afectado su supervivencia.  

Las abejas son importantísimas para la conservación del ambiente, y para los humanos son imprescindibles, ya que polinizan los árboles y plantas que forman parte de la alimentación.

¿Te has preguntado qué pasaría si ellas no existieran?

LOS PRODUCTOS DE LAS ABEJAS

Las meliponas colectan el polen, el néctar y resina de las plantas para producir la miel, el propóleo, y el pan de abeja (polen) de los cuales hablaremos a continuación.

MIEL DE MELIPONA

La miel de melipona es néctar de las flores transformado como por las abejas. Esta miel es casi líquida, ligeramente ácida y tiene un aroma intenso. La hay desde tonos muy claros, amarillentos, anaranjados y verdosos hasta tonalidades rojizas y casi negras. El color de la miel depende de la vegetación, la época en que se cosecha. Cada cosecha es distinta por estas razones.

Esta miel se usa principalmente con fines medicinales.  Se ha reportado que es útil para trastornos digestivos, enfermedades oculares, en especial las cataratas, conjuntivitis y sequedad de ojos; infecciones del oído, infecciones respiratorias, tratamiento de heridas, recuperación postparto, fatiga, anemia, úlceras cutáneas, tos, garganta inflamada, asma y mal olor corporal.

Además, es un componente principal en la bebida ritual maya conocida como balché.  La miel de melipona puede usarse también como un endulzante natural dándole un sabor muy especial a la comida y bebida.

POLEN (O PAN DE ABEJA) DE MELIPONA

El pan de abeja es el polen de las flores que ha sido transformado por las meliponas y almacenado en la colmena para alimentarles. Tiene un color que va desde tono amarillo claro hasta anaranjado encendido. Tiene la apariencia de un polvo fino, a veces seco, otras veces húmedo, incluso con la presencia de grumos. Su sabor es muy fuerte y su olor muy intenso y especial.

El pan de abeja tiene propiedades antimicrobianas, antifúngicas y antiinflamatorias. Contiene aminoácidos, lípidos y vitaminas. Ayuda a bajar el colesterol, auxilia en enfermedades del sistema circulatorio, hipertensión, protege de enfermedades cardíacas, así como infartos cerebrales. Es también un excelente antibiótico y antialérgico. Además, se usa como suplemento alimenticio, energizante y reconstituyente natural.

PROPÓLEO

Es una mezcla de resinas, tierra, bálsamos vegetales, aceites esenciales que protegen la colmena. El propóleo auxilia en el tratamiento de amigdalitis, infecciones de las vías respiratorias, gripe, problemas cutáneos, hongos y ayuda en el cuidado de las cuerdas vocales.